XXV Festival de Jerez - Florencia Oz e Isidora Ryan - Antípodas - Crítica, galería de fotos y vídeo

16/05/21 Flamencomanía David Montes - Fotos: Javier Fergo (Festival de Jerez)

Ficha Técnica:
Espectáculo: Antípodas – Artista: Florencia Oz e Isadora Ryan – Lugar: Museo de la Atalaya (XXV Festival de Jerez) – Fecha: 15 de mayo de 2021 – Baile: Florencia Oz – Violonchelo y voz: Isadora Ryan

Jerez, a 16 de mayo de 2021. El Museo de la Atalaya abría en la jornada de ayer una nueva entrega del XXV Festival de Jerez con un estreno que, si Dios quiere y la pandemia le deja, está llamado a pisar muchos escenarios. Bajo el título de ‘Antípodas’, las mellizas chilenas Florencia Oz e Isidora Ryan fueron las encargadas de ofrecernos una propuesta en la que la sutileza, la elegancia, el saber hacer, la complementariedad y, sobre todo, el buen gusto, fue la dominante constante desde que te sientas en la butaca hasta que abandonas la sala.

‘Antípodas’ es un espectáculo que se sustenta en esa dualidad que es complemento vital de la vida, esa otra mitad que todos necesitamos y que, junto con el equilibrio de las fuerzas, hace girar al mundo. Tu otro yo. Ese doble que todo el mundo dice que tenemos y que, en este caso, ellas lo encontraron desde el día de su nacimiento. Dos hermanas que artísticamente parecen no tener nada que ver la una con la otra – a pesar de ser mellizas- pero que juntas suman mucho más que por separado. Sobre todo, en una guajira que quienes tuvimos la suerte de vivirla en directo, la guardaremos en nuestra retina y en el disco duro de la memoria durante mucho tiempo.

Y es que, este espectáculo, que no deberían perderse quienes sean aficionados a esos otros caminos que también recorre el flamenco en su vertiente más actual, refleja esa gran verdad que nos recuerda de forma axiomática que, lo que una las artes, no lo separe nadie. El virtuosismo musical de una, junto a la capacidad de expresión corporal de la otra, nos arrancaron los aplausos en pasos a dos polifónicos en la que una era la otra y la otra era la una, sacando a relucir el tesoro musical de una tierra que ya también es la de ellas. Y la nuestra. Chile nunca sonó tan flamenco y Andalucía nunca sonó tan chileno. Con palillos y sin ellos. Con panderetas y percusiones. Sobre la mesa o sobre el plano que sostiene al mundo.

Solas y acompañadas. Isidora y Floren. Floren e Isidora. Premio Nacional de Córdoba una, la flamenca, y virtuosa del chelo la otra, la clásica, nos ofrecieron una auténtica delicia que se llama ‘Antípodas’ donde la mano de David Coria como director artístico se ve reflejada con rotundidad. Posición corporal, movimientos y genoma del gentleman jondo de las mangas cortas y, si me apuran hasta ciertas maneras 'rociomolineras' en la bailaora, engrandecen el resultado final. Tan importante es proponer como asimilar. Y ellas lo hacen. Poco menos de una hora de disfrute ¡Pero que gustazo de disfrute!

En menos de una hora recibimos la transmisión de energías necesaria que carga el deposito de quienes seguimos a diario el Festival de Jerez a base de ganas y kilómetros. Un recital de emisión de buenas vibras que dicen ahora, que nos colocan dentro de un estadio en el que uno es capaz de sumergirse dentro de un discurso que habla distintos idiomas pero que une, como siempre, la capacidad del artista. Un discurso que juega con el susurro. Un susurro al que es imposible decirle que no en el canto. Ya bien sea por milongas, fandangos, seguiriyas y, como no, guajiras. Que juega con la distorsión y la armonía de un instrumento que cada vez tiene más presencia en lo jondo como es el violonchelo. Y, sobre todo, que nos hace darnos cuenta que quienes están de verdad en las ‘Antípodas’ de todo esto son aquellos que no son capaces de levantar el ancla para buscar nuevos horizontes con la brújula de una música tan mestiza y tan antigua que es capaz de maridar viejos y nuevos sones. Ayer, hoy y mañana.

En definitiva, dos hermanas que venían a presentarnos un espectáculo siendo alfa y omega pero que, en realidad, se necesitan una a la otra como el sol necesita cada día a la luna o los espectadores necesitamos más propuestas como estas para vibrar, sentir y, además, emocionarnos. Describirles solamente qué pasó sería ser injustos con un espectáculo en el que lo importante es el cómo paso, cómo se hizo y de qué manera. Si pueden, no se lo pierdan. Y, si me aceptan el consejo, no le quiten ojo a la guajira. No la olvidarán nunca.

Enhorabuena.

 

Noticias Relacionadas

Templando, mandando y… cantando

Flamencomanía

Templando, mandando y… cantando

David Montes - Fotos: Sandy Korzekwa y Flamencomania | 16/01/22
Advertisement

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez