Jerez le pone etiquetas a su flamenco

07/03/18 Flamencomanía David Montes
Si bien hace escasos días podían leer en estas páginas de FLAMENCOMANIA que la mesa técnica del flamenco concedía la distinción 'Flamenco de Jerez' a la compañía Jerez Puro por el plazo de un año, en la Bodega de San Ginés, tras la rueda de prensa oficial del Festival de Jerez, se ha presentado esta marca registrada por parte de la delegación de cultura del ayuntamiento de la ciudad.

El delegado de cultura del Ayuntamiento de Jerez, Francisco Camas, escoltado por el jefe de la Unidad de Flamenco de la delegación, Luis Pérez, de un lado y por el otro de Isamay Benavente, directora de Fundarte, daba lectura a un discurso ante los medios de comunicación que damos cobertura al Festival de Jerez, donde indicaba que esta marca ''tiene como objetivo el promocionar y distinguir el flamenco de nuestra ciudad internacionalmente, desarrollar sus aspectos turísticos y de creación de empresas como motor de desarrollo, sin olvidar la investigación, el conocimiento, la formación y la difusión de la cultura flamenca con un único distintivo'', así, literalmente, pero sin indicar qué es esta distinción y marca registrada, cómo se concede, qué parámetros hay que cumplir para obtenerla o bajo qué requisitos se puede solicitar, en definitiva, ¿qué es 'Flamenco de Jerez'?.

Según los responsables políticos, esta marca ''no pretende ser un alejamiento ni una frontera con el entorno''. Nada mas lejos de la realidad. La creación de una marca distintiva hace exactamente lo contrario. Delimita qué es o qué no es tal o cual cosa. Querer ponerle puertas al campo del flamenco que, precisamente, es un campo que vive de la mezcla de culturas, de fusiones con otras músicas o de variaciones estilísticas que tienen sólo unos pocos metros de distancia su nacimiento unas de otras, puede ser tan perjudicial como la tan mal traída y manida cantinela del 'cante gitano andaluz' versus 'cante payo'.

Ahora que vivimos en una aldea global, en la que YouTuBe hace que un japonés, que vaya a participar en la próxima Fiesta de la Bulería, haga las seguiriyas de Manuel Torre casi igual que un nativo de La Plazuela, o lleguen a la final del Concurso de Cante de las Minas de Unión cantando estilos levantinos - al que un jerezano como Don Antonio Chacón le dio la vuelta como un calcetín-, la delegación de cultura del Ayuntamiento de Jerez, con Francisco Camas al frente, pretende con esta 'denominación de origen' en formato de marca registrada ''un distintivo único y diferenciador'' y, por tanto, fronterizo y delimitador.

En su argumentación, o mas bien lectura de discurso, Francisco Camas destacaba que ''el año pasado en la ciudad se celebraron más de 1.000 actividades de naturaleza flamenca''. Cierto. Sólo los tabancos de la ciudad, con sus propuestas de flamenco a granel copan, al menos, más de las tres cuartas partes de ese número. Este tipo de negocios programa flamenco con artistas, o mas bien aficionados, extremadamente noveles y desconocidos en la mayoría de los casos, en pases de mediodía y noche todos los días del año. Hagan la cuenta. 365 x 2. Es fácil. Y no hay uno, hay varios, pero son raras las veces las que cuentan con participaciones de artistas que, al menos una vez, hayan puesto un pie en una peña para cantar siquiera al baile.

Lo va a tener muy complicado el ente que tenga que repartir estas etiquetas. Al parecer, la casa de Fundarte, el Palacio de Villapanés, ese que tiene a Lola Flores delante aunque su museo lo quieran poner en la otra punta de la ciudad, va a ser la que cobije esta marca registrada que, como dice el refrán, el tiempo le dará el color. Menos mal que del más de 1,2 millones de euros con el que el ayuntamiento lo va a dotar cada año, el 10% va a ir destinado al flamenco y de Jerez. Todo un alivio.

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez