Templando, mandando y… cantando

16/01/22 Flamencomanía David Montes - Fotos: Sandy Korzekwa y Flamencomania

Ficha Técnica:
Espectáculo: Granaíno Jondo – Artista Pedro Heredia Reyes ‘El Granaíno’ – Lugar: Teatro Bernadette Lafont – Festival Flamenco de Nîmes – Fecha: 15 de enero de 2022 – Aforo: Lleno – Cante: Pedro ‘El Granaíno’ – Toque: Salvador Gutiérrez – Palmas: Miguel Heredia y Luis Dorado

Nîmes, a 16 de enero de 2022. El Festival Flamenco de Nîmes acogió en la jornada de ayer un recital de cante que tardarán en olvidar quienes estuvieron presentes en el principal espacio escénico de la ciudad y disfrutaron en vivo y en directo de Pedro Heredia ‘El Granaíno’, quien a través de su espectáculo ‘Granaíno Jondo’ volvió a refrendar – una vez mas- que es una de las mejores y más actuales voces que tenemos en el panorama actual. Con un lleno de no hay billetes y espectadores llegados desde muchos lugares de esta zona de la Costa Azul, desde temprana hora en el ambiente sabatino de la jornada se notaba que era un día marcado en rojo por muchos de los aficionados que tiene estas tierras francesas.

Escoltado por Salvador Gutiérrez al toque y por las palmas de su hijo Miguel Heredia y Luis Dorado, el cantaor nazarí afincado en Sevilla desde hace largo tiempo refrendó a su tierra natal como vértice fundamental del flamenco, cogiendo de la mano el Universo Morente y su legado como principal bastión sobre el apoyarse. No obstante, como buen aficionado que es y sabedor de su capacidad y tonalidad vocal, también hizo disfrutar al público recordando a otro grande como fue José Monje Cruz ‘Camarón de la Isla’ en algunos pasajes, sin olvidarse tampoco de aquellos a los que le debe su afición al flamenco como Tomás Pavón, Vallejo, Chocholate, Fosforito, Chacón y, por suspuesto, al genio de Granada.

Durante casi hora y media, el cante de quien hasta los 38 años tuviera la venta ambulante como dedicación principal nos refrescó la memoria de los aficionados. Y sobre el regazo de prima y bordón que le ofreció en todo momento un Salvador Gutiérrez enorme - que cubrió con sobradas garantías la ausencia inicialmente prevista de Antonio de Patrocinio (hijo)- nos llevó en volandas sobre los terrenos de muchos de los grandes de ayer y de hoy que cualquiera podemos tener en nuestra memoria.

A través de tonás, pregones y deblas, sólo ante el peligro, Pedro 'El Granaíno' ya mostró una patente de corso con la prometía no dejarse nada en el camerino. La soleá apolá se ha convertido en un clásico de su repertorio y los giros que le permite su voz le hacen caminar con facilidad por el sendero que le ha llevado a ser el Giraldillo al Cante de la última Bienal y de la mano de Gaspar de Utrera, Charamusco o Tomás Pavón hasta llegar a Fosforito marchamos junto a el por el sendero de cante grande, despacito y a compás.

La clásica granaína de Vallejo ‘a mi me mata la pena y no me la dejan ver’, seguida de la no menos clásica malagueña chaconiana ‘en mi vida negaré que te quise y te querré’, rematadas con un fandango de Pavón abandolao y un aire de Huelva en las formas de Paco Isiro o Rengél, caminando firmes al cante y al toque juntos dieron continuidad a un recital donde por seguiriyas se agarró de la mano de nuevo de Tomás Pavón, además de Chocolate y Manuel Molina para un cierre sobrado de facultades.

Por tangos sacó de su chistera lo mejor del mundo sonoro de Morente, respirando y dejando respirar, mandando, templando y… cantando. No hace falta llevar el apellido de un genio para ser su digo heredero y en la garganta del ‘Granaíno’ está a mejor recaudo que en otros sitios la herencia de uno de los grandes genios del flamenco como fue Enrique. (En nuestro primer programa especial acerca de este festival en formato televisivo que vamos a alojar esta semana en nuestro canal YouTube podrán comprobar cuantas veces quieran estas palabras).

Por bulerías recordó parte de su repertorio clásico en el que pone en valor que, para cantar, además de afinación, tener buena facultad, tesitura de voz y cuadrar bien el compás también hace falta un corazón. Y el lo tiene, además de sabiduría en el escenario. Muchos habían acudido al teatro por un motivo: le consideran un cantaor que posee cualidades vocales muy semejantes a la de quien les ha llevado al flamenco y que no es otro que José Monje Cruz 'Camarón de la Isla'. Y así fue. Los registros camaroneros pusieron a más de uno en pie en el cante dueño y señor del soniquete, al igual que muchos mas hicieran lo propio tras los tientos morentianos con los que empezó a iniciar la despedida ante un público entregado que provocó que tuviera que hacer dos bises, uno primero por fandangos para decir adiós, aunque la insistencia del público le hizo volver desde los camerinos para finiquitar por tangos canasteros un recital redondo que tuvimos la suerte de vivir - una vez más- en un teatro que, en estos más de 30 años de festival, ha acogido ya numerosas noches para el recuerdo como la de ayer. Algo tendrá el Festival Flamenco de Nîmes cuando pasan estas cosas.

Enhorabuena.

Noticias Relacionadas

Los cursos de baile del Festival de Jerez de 2023 alcanzan el 55% de ocupación

Flamencomanía

Los cursos de baile del Festival de Jerez de 2023 alcanzan el 55% de ocupación

Redacción - Foto: Javier Fergo | 01/10/22
Manuela llegó como llega siempre… y Sevilla la esperaba

Flamencomanía

Manuela llegó como llega siempre… y Sevilla la esperaba

David Montes - Fotos: Claudia Ruiz (Bienal Flamenco Sevilla) | 29/09/22
Advertisement

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez