La verdad del cante sin maquillaje de Dolores 'Agujetas'

18/09/22 Flamencomanía David Montes - Fotos: Claudia Ruiz (Bienal Flamenco Sevilla)

Ficha Técnica:
Espectáculo: Gratia Plena – Artista: Dolores Agujetas – Lugar: San Luis de los Franceses (Bienal de Flamenco de Sevilla) – Fecha: 18 de septiembre de 2022 – Cante: Dolores de los Santos Bermúdez ‘Dolores Agujetas’ – Toque: Domingo de los Santos

Sevilla, a 18 de septiembre de 2022. Dolores de los Santos Bermúdez ‘Agujetas’ (Jerez, 1960) ha sido la encargada de dar continuidad al ciclo ‘Gratia Plena’ que organiza la Bienal de Flamenco de Sevilla en este año de 2022. Digna heredera de la casa dinástica a la que pertenece, la cantaora jerezana llegaba al templo barroco desacralizado de San Luis de los Franceses escoltada al toque por su primo Domingo de los Santos Fernández ‘Rubichi’ (Jerez, 1971), para tomar el testigo que el domingo pasado dejara Tía Juana la del Pipa y cuajar un recital de cante que a muchos se nos hizo hasta corto. Y no porque lo fuera en sí, que rozó la hora, sino porque no nos hubiera importado seguir disfrutándola todo el tiempo que hiciera falta en el caluroso templo de la capital andaluza. 

Nada más salir al pequeño escenario – a los pocos minutos de cruzar las horas el mediodía- daba muestras de que tenía ganas de ‘estar a gusto’. ‘‘Aquí me van a bautizar’’ llegaba a decir antes de afrontar el primero de los cantes. Tientos y tangos. Mas de lo primero que de lo segundo. Con una sobria sonanta a su izquierda, la valedora de una casa cantaora que no entiende de medias tintas se fajó con los primeros compases de los tientos de la corona, recordando a su padre – siempre presente- a través de las lágrimas que se caen. Ortodoxa y añeja como es habitual en cualquier ‘Agujetas’, se marchó a beber agua de la fuente de cal, canto y arena del Mellizo antes de coger camino de Utrera a tomarse una copa de la mano del Frijones y empezar un ramillete de tangos que viajaron por los montes de Málaga antes de volver de nuevo a Jerez.

‘‘¡Viva la tierra!’’ dijo ella. ¡Y viva tú! dijimos algunos por ‘lo bajini’ mientras entraba directa en la reina de los cantes. Doña Soleá. Sin hacer la salida siquiera se fue a buscar a Juan Talega hasta ese Alcalá que tiene en Jerez un embajador imperial como es Manuel Torre, ligando tercios sin respirar prácticamente. Con el aire que le ofrecía Domingo Rubichi con sus falsetas, los tormentos de la casa de los Pavón fueron menos dobles y llevar al cuello la cruz del cante más pretérito es una carga más llevadera, como en las tarantas donde tiró de ese repertorio habitual de la casa ‘de los Santos’ con los estilos ‘torreros’ siempre en la mente. 

Y si bien a esta casa cantaora siempre se le ha acusado de estar ‘justita de compás’, Dolores Agujetas es la excepción que confirma la regla. Sin salirse del metrónomo que le marcaban sus pies y la bajañí, la soleá por bulerías tomaba el testigo repasando de forma breve el repertorio del ‘loco de la Plazuela’, Juaniquí y un grande como Frijones, antes de entrar en el universo fandanguero donde la piel morena se mueve como pez en el agua. Si el fandango es sentencia, cuando sale de la garganta ‘agujetera’ duele como si no hubiera indulto posible. Chocolate y su padre Manuel eran dos grandes a quien rendir honores. Y no había mejor sitio para hacerlo.

Dos grandes que tenían en la seguiriya su cante más visceral y en el que el dolor presente se hace más laceroso. Domingo envestido de Javier Molina, Parrilla y Cepero, fue el escudero que acogió en su rueda de cinco por ocho tiempos la ansiedad que infligía Dolores. Recordando a sus ancestros más universales pidió que abrieran las puertas ‘‘para que entre el aire’’ porque llegaba el turno a unas tonás masticadas en las que Pepe de la Matrona y su padre empezaban a abrochar la mañana.

De la mano de la bulería corta del barrio de Santiago y las chuflas gaditanas añejas del ‘Tápame’ llegaba un remate con el que Dolores Agujetas cuajaba junto a Domingo Rubichi un recital de cante que viene a refrendar una de las apuestas más interesantes que ofrece esta Bienal de Flamenco de Sevilla. Gratia Plena se llama el ciclo y, de momento, Chema Blanco, director del festival, ha dado en el clavo con esta apuesta personal. La semana que viene cierra La Macanita. Casi na.

Noticias Relacionadas

Los cursos de baile del Festival de Jerez de 2023 alcanzan el 55% de ocupación

Flamencomanía

Los cursos de baile del Festival de Jerez de 2023 alcanzan el 55% de ocupación

Redacción - Foto: Javier Fergo | 01/10/22
Manuela llegó como llega siempre… y Sevilla la esperaba

Flamencomanía

Manuela llegó como llega siempre… y Sevilla la esperaba

David Montes - Fotos: Claudia Ruiz (Bienal Flamenco Sevilla) | 29/09/22
Advertisement

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez